Dos islas llenas de peculiaridades y desiertos físicos e internos y que en este caso están inspirados en el medio natural (tan peculiar) de las islas de Lanzarote y Fuerteventura. En ellas el proceso de adaptación al medio de los habitantes ha generando una riqueza popular y una percepción de la naturaleza diferente.

Un trabajo que además posee la belleza original de una música, iluminación y vestuario diseñados para el propio proyecto.

Hablamos con Acerina y Juan sobre el proceso creativo.

Del encuentro de la bailarina Acerina Hernández Toledo, natural de Lanzarote, y el bailarín Juan Cabrera, de Fuerteventura, nace esta nueva pieza de Danza Contemporánea: Divino Desierto.

Este sábado 11 de mayo será el estreno en Lanzarote de ‘Divino desierto’ un trabajo escénico que reflexiona sobre la naturaleza desértica de las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

– ¿Cómo surge la idea de impulsar este proyecto? ¿Qué cosas tiene de Lanzarote y qué cosas tiene de Fuerteventura?

El proyecto surge tras la propuesta que me hacen desde el área de cultura del Cabildo de Lanzarote (Acerina H. Toledo). Pensé en trabajar con personas cercanas a mis ideas, forma de trabajar… por eso las primeras personas en las que pensé fue en Roberto Torres, para dirigir este proyecto y en Juan Cabrera para crear el dúo. Los tres aportamos nuestra visión y complementamos muy bien nuestras ideas.

La obra sin duda representa los aspectos más representativas de las dos islas, que son similares en ambas.Como la escasez del agua, el viento…

– ¿Es la primera vez que presentan un trabajo conjunto?

Sí. Nos conocemos desde hace poco, pero la conexión que hemos creado y la complicidad que se genera es muy buena y nos aporta la sensación de haber trabajado muchos años juntos.

– Acerina H. Toledo  ¿Cómo ha sido trabajar con Juan Cabrera?

Pues para mi ha sido un proceso de aprendizaje muy positivo, que ha aportado a  mi crecimiento como bailarina y también personalmente siento que esta complicidad tiene que ver con el respeto y humildad que tiene mi compañero al relacionarse y danzar.

– Juan Cabrera ¿Cómo ha sido trabajar con Acerina H. Toledo?

Para mi ha sido un gustazo el sentir que dos personas que casi no se conocen podamos trabajar a ese nivel de complicidad y escucha. La verdad que aprendiendo siempre de todo y muy cómodo. El proceso al haber tenido que hacerlo en fases pequeñas  e intermitentes es lo problemático. El retomar la obra, sobre todo al principio del proceso, fue bastante cansado pero funcionamos bien.

– La dirección y coreografía la comparten con Roberto Torres ¿Cómo ha sido trabajar con este director?

Sentimos que el papel de Roberto ha sido tan importante como el nuestro. Ayudando no solo ha formar el equipo artístico,sino que nos ha potenciado y rebuscado en nuestra forma de trabajar. Su mirada externa, su implicación continua, su experiencia y “buen ojo” hace que todo sea más claro. Estamos muy agradecidos a la dedicación, la pasión que pone y que genera en cada ensayo.

– Les hemos visto pasar durante el proceso creativo por Sala Cúrcuma, el Teatro El Salinero y el Teatro Victoria ¿Cómo se ha realizado el trabajo de residencia en cada espacio?¿Qué cosas aportó cada residencia a la pieza?

Esta pieza comienza a formarse en el Teatro Victoria, del cual tenemos muy buen recuerdo. Nos hizo salir de nuestra realidad y centrarnos en la idea inicial, quizás potenciado por estar en otra isla que no sean Fuerteventura ni Lanzarote. La Sala Cúrcuma es donde se desarrolla y forma la estructura final. Es una sala que se ha adaptado a las exigencias de la obra y nos hizo darle ese peso y dosis de realismo que necesitaba. El Teatro salinero ha sido la puesta a punto con todos los requisitos técnicos y por supuesto el reto de adaptarlo al espacio real.

– La propuesta escénica incluye vestuario y música original de Yaiza Pinillos y Samuel Aguilar respectivamente ¿qué nos podrían contar de ellos y en espacial de su trabajo en Divino desierto?

Ambos son dos experimentados en la danza y su experiencia no solo ha influenciado en el campo visual o acústico sino también el físico y coreográfico. Ha sido un placer trabajar con personas que continuamente aportan y revisan su trabajo por mejorar la idea fundamental. La música de Samuel dice mucho y amplia nuestra visión de Divino Desierto. Yaiza con sus diseños da relieve e importancia, enriqueciendo la escena.

– ¿Qué podrá ver el público asistente al estreno?

 La obra pretende crear en el espectador un universo surrealista, haciendo uso del trabajo corporal y la generación de imágenes.  Con esto queremos que el espectador viaje por lo desértico de las islas orientales y todo lo que eso conlleva a nivel humano y su naturaleza. Generando un discurso de cambio de visión ya que siempre se relaciona desierto a esterilidad.

– ¿Próximas fechas y lugares?¿Cuándo podremos disfrutar de esta pieza de Danza en el resto de islas?

La verdad que estamos contentos porque la obra ya tiene varias actuaciones firmadas, esto nos da la tranquilidad que el trabajo no muera y vaya creciendo. De momento podremos ver próximamente Divino desierto : El sábado 11 mayo (estreno) Teatro Víctor Fernández Gopar “El Salinero” a las 20:30h (Arrecife/ Lanzarote). El miércoles 29 Mayo en el Festival FICMEC de Garachico en Tenerife. El domingo 30 de Junio Auditorio Insular de Fuerteventura. Los días sábado 7 y domingo 8 de Septiembre en el Teatro Victoria de Santa Cruz de Tenerife.

Este proyecto ha sido un trabajo en equipo, y valoramos mucho las aportaciones de cada uno como Shelma Zebenzuí con el diseño de de luz. Un trabajo minucioso que revaloriza las escenas. David G.P con fotografía. Amanda López y Yudeismi Acosta en comunicación. Iñigo Labarga asistente de producción. Y Paloma Hurtado como asistente coreográfico. A todos y todas les agradecemos sus aportaciones. Mil gracias.